SAN MAXIMÍN

La pequeña ciudad se agrupa alrededor de una magnífica basílica considerada el edificio gótico más hermoso de la Provenza. Su silueta rechoncha llama la atención desde donde se puede ver la ciudad. Según la leyenda, es aquí donde fue enterrada Sainte-Marie-Madeleine en el siglo I.

Según la tradición, Marie-Madeleine, después de haber pasado largos años de penitencia en la cueva de Sainte-Baume, fue enterrada en la cripta de San Maximino.

Baume es el equivalente provenzal de "gruta".