CORRENS

Amantes de la naturaleza, vengan a descubrir Correns, el primer pueblo orgánico de Francia. A pocos kilómetros del pueblo hay un lugar encantador llamado Vallon Sourn, un lugar conocido por sus cualidades ecológicas, pero también por sus acantilados que hacen las delicias de los escaladores.

En 1613, cuando la ciudad tenía sólo 1.000 habitantes, 53.235 fieles acudieron en procesión de toda la Provenza para confesar sus pecados a los 500 sacerdotes previstos para la ocasión. De ahí viene el proverbio provenzal "Es el perdón de Correns" para designar las grandes concentraciones populares.