CARCESS

El antiguo pueblo de Carcès serpentea en espiral por estrechas callejuelas que te harán descubrir las casas con fachadas de azulejos, verdaderas obras de arte muy características del Var y muy raras.

Con su lago de 100 ha y los 6 ríos que desembocan en él, Carcès es también un punto de acceso para la pesca de agua dulce.

El efecto de sorpresa y la belleza del lugar, su entorno natural, su arquitectura y sus construcciones ancestrales en un entorno verde no pueden dejar indiferente al visitante.